Regresar a

Regresar a

Colección de Chistes

Chistes de Borrachos

Un borrachito que va por Sabana Grande en la ciudad de Caracas llega a la Torre La Previsora y voltea hacia arriba para ver la hora en el reloj. Sorprendido y espantado, alcanza a ver en lo más alto del edificio a un niño pequeñito que después de pararse en una cornisa del último piso se deja caer al vacío. Aterrorizado, el borrachito sigue la caída del niño, y se queda estupefacto cuando al llegar al suelo el niño da un ligero rebotecito, cae graciosamente de pie y, después de sacudirse su pantalón de marinero sube otra vez al último piso del rascacielos, se arroja de nuevo al vacío y, otra vez, después de rebotar ligeramente, se levanta sin daño.

-Oye -dice con respetuosa voz el borrachito al niño-, ¿cómo haces para caer desde tan alto y no causarte daño?

-Bueno -responde el niñito-. En realidad no tiene ninguna gracia... Lo que pasa es que la gente cuando se cae se pone tensa. Pero si uno afloja muy bien el cuerpo y no se asusta, no pasa nada. Haz la prueba.

El borrachito sube hasta la antena del enorme edificio y con un gracioso salto se precipita al vacío. Como es de esperarse, al caer sobre el duro pavimento queda vuelto mierda. El niñito se acerca al borrachito que, con una última mirada de reproche se le queda viendo.

- ¿Verdad -dice el niñito al ebrio agonizante- que para ser angelito soy un hijueputa?

 

Dos borrachos están tirados sobre las vías del tren. Se acerca un policía y ve que uno de ellos está metiéndole el dedo en el culo al otro.

- A ver, ¿usted qué hace? ¿Acaso está ayudando a su amigo a apartarse de las vías?

- No, estoy intentando que vomite.

- ¡Ya, claro! Pero así no lo va a conseguir.

- Espere a que le meta el dedo en la garganta...

 

Un experto en materiales va a un bar y ve a un borracho en un rincón que está examinando una bola de color amarillo, la acerca a la luz y murmura

- Puessh parece plllassshtico... pero ssshe esshtira commo la gomma...

El ingeniero se acerca intrigado y le dice:

- Oiga, ¿me deja que vea eso?

- Ssshi, claro, aquí lo tiennne...

- A ver... hum... sí, parece de plástico, pero no es... tiene un elevado coeficiente de rozamiento, pero tampoco es goma, demasiado dúctil...hum... probablemente una resina sintética, aunque su fragilidad sugiere un gel de silicona... no, demasiado viscoso... desde luego no es una aleación sobreenfriada por ser translúcido, y para ser un vidrio elástico es demasiado maleable... oiga, no tengo ni idea, ¿de donde lo ha sacado?

- De mmmi nnnariz...

 

Llega un tipo a un bar y pide una botella de whisky. Se la bebe entera de un trago. Ya ebrio, pide que le traigan media botella de whisky. Se la bebe. Como una cuba, pide que le sirvan un vaso de whisky. Se lo toma. Ya en estado lamentable, pide medio vaso de whisky. Se lo bebe de un sorbo. Una vez ingerido, comenta:

- No lo entiendo. Cuánto menos bebo, más borracho estoy.

 

El guardia al conductor borracho:

- ¿Me da su permiso de conducir?

- Sí, conduzca, conduzca...

 

Dos borrachos en un bar. Uno le dice al otro:

- Para ya de beber...¡que te estás poniendo borroso!

 

Entre dos borrachos:

- Pues yo dedico 20.000 pesetas semanales a la lucha contra el alcohol.

- ¡Venga, ya!

- Que sí, amigo, cuanto más bebo yo, menos beben los demás.

 

Cuentan esto como algo que le ocurrió a Winston Churchill... el caso es que este ilustre personaje estaba en una obra de teatro con síntomas de haber bebido alguna copa de más. Una señora, presumiblemente molesta por algún comentario/gesto/comportamiento, le dice:

- Señor, ¡está usted borracho!

- Sí, señora, y usted es fea... La diferencia es que yo mañana me levantaré sobrio.

 

El marido, totalmente borracho, le dice a su mujer al acostarse:

- Me ha sucedido un misterio. He ido al baño y al abrir la puerta se ha encendido la luz automáticamente.

- ¡La madre que te parió! ¡Ya te has vuelto a mear en la nevera!

 

Un tipo que llegó borracho a su casa y cuando la esposa lo vio lo comenzó a regañar porque el tipo había estado bebiendo.

Cuando lo termina de regañar por último le dice la mujer al borracho:

- ¿Y tú por qué bebes?

El borracho le contesta:

- Yo bebo para no verte, pero ahora te veo doble, así que te juro que no bebo más.

 

Un borrachito llega de madrugada a su casa y lo está esperando su mujer hecha una fiera.

- Muy bonito, falta un cuarto para las 5.

Y responde el borrachín:

- Hip.. No puede ser. ¡¡¡En esta casa siempre falta algo!!!

 

Regresar a

Regresar a

Colección de Chistes