Regresar a

Regresar a

Curiosidades

CURIOSIDADES DE LA CIENCIA

 

Isaac Newton nació el día de Navidad (25 de diciembre) de 1642 en Woolsthorpe, justamente el mismo día en que moría Galileo Galilei en Arcetri, a las afueras de Florencia. Ello dio lugar a que el filósofo inglés Bertrand Russel bromeara, tres siglos después, sobre esta circunstancia apoyando la teoría de la transmigración de las almas.

 

El científico Isaac Newton (1642-1727) es uno de los más importantes e influyentes de la historia de la ciencia, llamado padre de la ciencia moderna. Los años más productivos de Newton fueron de 1665 a 1666, en los que la Universidad de Cambridge cerró por 18 meses debido a que la peste bubónica azotaba Inglaterra y Newton, un estudiante de la Universidad, se fue a la granja de su familia donde no pudo hablar de Ciencia con nadie, pero donde sus únicos pensamientos le llevaron a la invención del cálculo, el descubrimiento de la gravitación universal y otros descubrimientos más pequeños.

Es difícil encontrar un período más productivo para la Ciencia, y el hecho de que fuera un único hombre su autor lo hace aún más sorprendente.

 

El primer aparato telefónico fue inventado y patentado por Alexander Graham Bell, en los Estados Unidos, el 7 de Marzo de 1876. Hubo varios científicos e inventores que, buscando la misma meta, inventaron aparatos parecidos, pero sólo Bell logró patentarlo y convertirlo en algo útil y de uso diario.

Tres días después de patentar su teléfono, probaba Bell el transmisor telefónico descrito en la patente junto a su talentoso colaborador Watson. Este último se encontraba en otra habitación del edificio. Bell sin darse cuenta volcó parte del ácido (de una de las baterías que usaban) sobre sus ropas, en ese momento dijo:

"Mr. Watson, come here. I need you" (Sr. Watson venga aquí, le necesito) sin darse cuenta de que ésta sería la primera comunicación telefónica de la historia.

Watson, en la otra habitación, escuchó claramente en el receptor lo que le decía Bell y bajó corriendo las escaleras, entró en la habitación y le preguntó a Bell qué necesitaba...

Bell estaba tan emocionado por el éxito del experimento que olvidó por completo el incidente con el ácido de las baterías. Desde ese momento en adelante empezó el desarrollo comercial del invento.

La primera compañía telefónica, "Bell Telephone Company", fue fundada el 9 de Julio de 1877.

 

En los dibujos de Leonardo da Vinci (1452-1519) los expertos han encontrado prototipos y antecedentes de muchos inventos "actuales":

El paracaídas, el chaleco salvavidas, la bomba de agua, las aletas de natación, la perforadora de pozos, el barco impulsado por paletas, un carro sin caballos (automóvil), la cadena de rodillos, la pistola de vapor, la turbina de agua, la máquina para pulir lentes, las granadas de fragmentación, la ametralladora, el aeroplano, el helicóptero. Se dice también que inventó el primer despertador del que se tenga noticia.

Se ha comprobado que tuvo nociones (o intuiciones) de conceptos modernos, como la fabricación en cadena, los fósiles, la circulación de la sangre y teorías astronómicas no geocéntricas.

 

El filósofo griego Heráclides (388-315 aC), discípulo de Platón, dio un gran avance a la astronomía de su tiempo llegando a la conclusión de que la Tierra rota sobre su propio eje cada 24 horas y descubriendo además que Mercurio y Venus giraban alrededor del Sol como satélites.

Basándose en sus teorías, Aristarco de Samos (310-250 aC) fue el primero que sostuvo que la Tierra, como el resto de los planetas, gira alrededor del Sol, que permanece inmóvil. Por esta afirmación se le acusó de turbar el descanso de los dioses.

Debieron transcurrir 19 siglos antes que Copérnico, Kepler y Galileo afirmaran lo mismo y éste último tuviera que abjurar públicamente de tal afirmación para salvar su vida de la hoguera por herejía.

 

Los científicos han detectado unas 4000 sustancias químicas en el humo de los cigarrillos, de las cuales 60, como mínimo, son cancerígenas.

Por ejemplo: Formaldehído, Amoníaco, Cadmio, Arsénico, Plomo, etc.

 

En 1990, Stephen Hawking publicó su primer libro destinado al público general: Breve historia del tiempo .

Gracias a su genio y su talento explica en palabras simples los misterios más complejos del Universo: ¿Qué sabemos acerca del Universo? ¿De dónde procede el Universo y hacia dónde va? ¿Tuvo el Universo un principio? Si es así... ¿qué ocurrió antes de este principio? ¿Cuál es la naturaleza del tiempo? ¿Tendrá un final?

Hawking explica los problemas más intrincados de la física sin una sola fórmula matemática (excepto E = mc2, de la teoría de la relatividad general de Albert Einstein).

Uno de los temas desarrollados es una explicación de por qué las cosas son como son y no son de otra manera, desde el punto de vista del "principio antrópico", que nos lleva a las siguientes conclusiones:

· Si la tasa de expansión del universo fuera elevada o disminuida en una millonésima parte, esto podría eliminar cualquier posibilidad de vida.

· Si la distancia media entre las estrellas fuera un poco mayor, planetas como la Tierra no habrían sido formados; si fuera este promedio un poco menor, las órbitas planetarias necesarias para la existencia de vida no habrían ocurrido.

· Si la proporción entre carbono y oxígeno en nuestra atmósfera fuera levemente distinta, ninguno de nosotros estaría aquí para respirar.

· Si la inclinación del eje terrestre fuera alterada ligeramente en una dirección, nos congelaríamos. Si fuera cambiada en la dirección contraria, seríamos consumidos por el calor.

· Si la Tierra estuviera un poco más próxima o más apartada del Sol, o fuera un poco mayor o menor, o su velocidad de rotación fuera distinta de aquella en que giramos en este exacto momento, las variaciones de temperatura resultantes de cualquiera de estos cambios serían totalmente fatales para la raza humana.

 

En 1851, el inventor del giroscopio, Jean Bernard Leon Foucault, demostró que un péndulo puede moverse al ritmo de rotación de la Tierra.

Foucault puso en movimiento un péndulo que pesaba 28 kilos y medía 67 metros de largo, y registró que el nivel de oscilación del péndulo giraba lenta pero continuamente en dirección de la marcha del reloj. La causa de este giro es, según los físicos, la Fuerza de Coriolis, que lleva el nombre del físico francés G.G. Coriolis (1792-1843), también llamada aceleración angular. Resulta del movimiento de giro del globo terrestre y provoca una desviación de las masas hacia la derecha en el hemisferio norte y hacia la izquierda en el sur. Además, las corrientes globales del aire y del mar están sometidas a la influencia de esta misma fuerza.

El experimento de Foucault permitió demostrar el movimiento rotatorio de la tierra. Un péndulo cuyo punto de sujeción le permite oscilar libremente en cualquier dirección es usado para repetir el experimento que el físico francés Foucault realizó por primera vez en público en París en 1851.

Pero el asunto no queda ahí, hay un extraño fenómeno aún sin resolver: La comunidad científica no acaba de explicarse las anomalías observadas en el funcionamiento de los Péndulos de Foucault durante el eclipse solar del 11 de agosto de 1999.

En el experimento realizado en la abadía de Kremsmünster (cerca de Viena), el péndulo osciló con regularidad 11 grados por hora en el sentido de las agujas del reloj. Durante el eclipse se adelantó 10 grados, lo que significa que el nivel de oscilación se movió en ese tiempo casi al doble de lo normal.

Un economista francés galardonado con el premio Nobel, Maurice Allais, ya había detectado este problema. Por eso, la comunidad científica coordinó un experimento para observar el comportamiento de varios péndulos repartidos por el mundo. Sin embargo, y pese a contar con los resultados de este experimento, los expertos de la NASA creen que habrá que esperar por lo menos 10 años para conseguir alguna explicación satisfactoria de este hecho.

Las actuales teorías no son capaces de explicar las razones de este comportamiento, por lo que las ciencias, especialmente en lo relativo al magnetismo y a la gravedad terrestre, podrían transformarse radicalmente a raíz de las explicaciones que extraigan los expertos.

 

Es conocida desde hace muchos años la posibilidad de transformar la energía química en energía eléctrica. El caso más cercano de este fenómeno lo podemos encontrar en las baterías normales de cualquier aparato doméstico o de oficina. Lo que es menos conocido es el caso de las papas (patatas).

Hace algunos años, el artista argentino Victor Grippo hizo uso del potencial eléctrico de las papas y produjo "instalaciones" en las que conectaba muchas papas entre sí con cables y a ellas unas lámparas eléctricas. El resultado: Luz artificial producida directamente de la energía de las papas.

Hasta el momento, ese tipo de energía "vegetal" no ha sido utilizada con fines prácticos, salvo por el "SpudServer". Según ellos mismos, se trata de la primera y única computadora conectada a Internet, cuyo reloj interno funciona con la energía eléctrica extraída directamente de papas.

Si quieren verlo funcionar en directo vayan a: http://totl.net/Spud/ , allí explican todo el funcionamiento y responden a las preguntas más frecuentes, además de mostrar una galería de imágenes en las que se puede ver al servidor en pleno funcionamiento.

 

Herón II, Rey de Siracusa, le pidió un día a su pariente Arquímedes (aprox. 287 a.C.-aprox. 212 a.C.) que comprobara si una corona que había encargado a un orfebre local era realmente de oro puro. El rey le pidió también de forma expresa que no dañase la corona.

Arquímedes le dio vuelta y vuelta al problema sin saber cómo atacarlo, hasta que un día, al meterse en la bañera para darse un baño, se le ocurrió la solución. Pensó que el agua que se desbordaba tenía que ser igual al volumen de su cuerpo que estaba sumergido. Si medía el agua que rebosaba al meter la corona, conocería el volumen de la misma y a continuación podría compararlo con el volumen de un objeto de oro del mismo peso que la corona. Si los volúmenes no fuesen iguales, sería una prueba de que la corona no era de oro puro.

A consecuencia de la excitación que le produjo su descubrimiento, Arquímedes salió del baño y fue corriendo desnudo como estaba hacia el palacio, gritando: "¡Eureka!" (¡Lo encontré!). La palabra griega "¡Eureka!", utilizada por Arquímedes, ha quedado desde entonces como una expresión que indica la realización de un descubrimiento.

Al llevar a la práctica lo descubierto, se comprobó que la corona tenía un volumen menor que un objeto de oro de su mismo peso. Contenía plata, que es un metal menos denso que el oro.

 

El punto de congelación del agua pura es de 0º C. Sin embargo, cuando se disuelve alguna sustancia en ella, el punto de congelación de la disolución resultante desciende. El descenso que se produce depende de la cantidad de sustancia disuelta.

Con 22 g de sal por cada 100 g de agua se consigue que el punto de congelación disminuya hasta -21ºC.

 

James Watt (1736-1819), inventor de la máquina de vapor, definió también el caballo de vapor. Hizo la equivalencia de la capacidad de trabajo de su máquina con la capacidad de trabajo de un caballo. Midió el trabajo que realizaba un caballo típico durante un período grande de tiempo y luego calibró sus máquinas de acuerdo con ello. Así, pudo decir a su clientela que una máquina de un caballo de vapor reemplazaría a un caballo en una mina.

 

Se tardaron 22 siglos en calcular la distancia entre la tierra y el Sol (149,400,000 km). Lo hubiésemos sabido muchísimo antes si a alguien se le hubiese ocurrido multiplicar por 1,000,000,000 la altura de la pirámide de Keops en Giza, construída 30 siglos antes de Cristo.

 

Las dos rayas = que indican igualdad comenzó a utilizarlas el matemático inglés Robert Recorde hace más de cuatrocientos años. En uno de sus libros cuenta que eligió ese signo porque "dos cosas no pueden ser más iguales que dos rectas paralelas".

 

La palabra árabe que se usaba para representar una cantidad desconocida era 'shei'. Se transcribió al griego como 'xei'. Se fue acortando y quedó como 'x'. Por eso representamos con X un número cualquiera.

 

A los veinte años de edad, Pierre Galois escribió sus ideas matemáticas más relevantes y las envió en una carta a un amigo la noche antes de morir en un duelo. Sus resultados se utilizan todavía hoy en día.

Regresar a

Regresar a

Curiosidades