Regresar a

Regresar a

Curiosidades


EL  FRAUDE  DEL  VIAJE  A  LA  LUNA

 

 

El 20 de julio de 1969, millones de personas en todo el planeta presenciaron el acontecimiento del siglo, la llegada del hombre a la Luna.

 

Tiempo después comenzaría una polémica que alteraría este evento mundial. ¡Se acusaba a la NASA de fraude! Las fotografías tomadas por las misiones Apolo, los paseos lunares y algunos accidentes técnicos anteriores a la primera misión exitosa contienen "anomalías" que han sido descubiertas por expertos en fotografía e investigadores. Existen dos teorías sobre esto: una se apoya sobre un fraude total, o sea, jamás nadie pisó la Luna y fuimos engañados a una escala nunca vista por la humanidad, debido a que sólo fue una propaganda para demostrar su poderío frente a la ex Unión Soviética. La otra teoría, más creíble, indica que el hombre sí estuvo en la Luna, pero varias fotos fueron realizadas en estudios de la Tierra, debido a que las fotografías originales contenían Ovnis y estructuras lunares extraterrestres. 

 

Otro punto a favor de esta teoría fue la "cuarentena" que sufrieron los astronautas. ¿Por qué tanto tiempo? ¿Les lavaron el cerebro o los utilizaron para realizar las fotografías de encubrimiento?

 

A continuación asómbrese con las fotos (¿falsas?) de la Luna:

 

Fotografías correspondientes al Apolo 11:

Foto 1:

Se puede observar a Neil Armstrong y Buzz Aldrin colocando la bandera de los Estados Unidos. Esta imagen fue tomada por una cámara de 16mm montada sobre el Módulo Lunar. La sombra de Aldrin (flecha verde) es bastante más larga que la de Armstrong. Como la única luz en la Luna y la única luz empleada fue la del sol, las sombras no deberían ser desiguales.

 

 

 

 

Foto 2:

Según la Nasa, la extraña silueta que aparece en la foto, tomada desde el Módulo Lunar a 95km de la superficie lunar, es la sombra proyectada por el cohete del Módulo de Mando. Pero cuando un avión de gran tamañovuela a baja altura sobre la Tierra, no proyecta sombras tan enormes y definidas.

 

El investigador Ralph René, escritor de New Jersey, sostiene que el hombre nunca fue a la Luna. Afirma que las fotos  de las misiones Apolo fueron hechas en un estudio del Gobierno, cerca de la ciudad de Mercury (Nevada).

 

Por otra parte, el británico David Percy, fotógrafo profesional, expone con argumento que la iluminación de las fotografías de las misiones Apolo sólo se pudieron conseguir en un estudio de la Tierra. También dice tener un informador de la Nasa, que ha filtrado información sobre el fraude. Otros afirman que la Nasa no contaba con el tiempo suficiente para diseñar la tecnología que podría llevar a los hombres a la Luna. A esto se le suma otra duda: ¿por qué no volvieron a enviar otra misión allí?

 

Postales para el asombro:

Para poder apreciar los detalles de estas fotografías, las he separado en ventanas individuales con su correspondiente explicación.

 

Fotografía tomada por el Apolo 11:

 

Buzz Aldrin está de pie con el sol casi a su espalda. En la luna el contraste entre la oscuridad y la claridad es muy notable, por lo que sería imposible que se vieran tantos detalles del traje espacial.

 

Según los científicos, al no haber atmósfera en la Luna, la visibilidad es totalmente nítida, pero en esta foto el fondo del astronauta es  borroso.  En el casco se observa un extraño objeto reflejado, del cual no ha podido saberse con exactitud qué era.

 

Fotografía del Apolo 14:

 

Cuando este Módulo Lunar se posó en la Luna no produjo ningún cráter entre sus patas, a pesar de la considerable cantidad de polvo que debía haber levantado durante su descenso. Debajo del Módulo hay una pisada, a pesar de que nadie anduvo por esa parte de la Luna  antes del descenso del vehículo.  A la izquierda del Módulo se ven las palabras: United States, aunque están en la sombra. Buzz Aldrin dijo que no había refracción de la luz, lo que indica que se empleó otra fuente luminosa.

 

 

 

 

 

Fotografías tomadas en la Misión Apolo 16:

 

El astronauta de espaldas es John Young, reajustando una antena junto al Vehículo de Exploración Lunar (VEL).  Si observan con detalle, se darán cuenta que el vehículo hizo un giro de  90 grados en forma recta. Da la impresión de que fue movido y puesto en ese lugar.  En la roca que se observa, está impresa la letra C, parece que alguien se olvidó esconder la marca del decorado. Debajo está una ampliación de las Líneas de Marca (las cruces), éstas son producidas por la cámara fotográfica. Pero si observan bien, la marca de  la izquierda está debajo de una de las antenas del VEL. ¿Cómo es posible?

 

 

 

 

 

 

Fotografía tomada en la misión Apolo 16:

 

María Blyzinky, directora de astronomía del observatorio de Greenwich (Londres), afirma que en la luna, a falta de atmósfera, las estrellas  son totalmente visibles y tienen mayor brillo. Pero en esta imagen no se ve ninguna. La NASA se defiende diciendo que la luz solar era tan intensa que anulaba el de las estrellas.

 

Si observa con detalle, las sombras son muy claras, permitiendo ver detalles del astronauta e incluso una insignia de Estados Unidos en la parte lateral del Módulo Lunar, esto sólo es posible si estuvieran iluminados desde varios ángulos.

 

 

Fotografía de la Misión Apolo 12:

 

El astronauta de la foto es Alan Bean, sosteniendo un contenedor de muestras. En el reflejo del casco se puede observar a Charles Conrad, esto es imposible ya que el reflejo del sol no debería dejar ver  absolutamente nada.  El traje de Alan puede verse con demasiada claridad, lo cual indica que la luz del Sol no era la única luz presente. El contenedor de muestras se ve claramente, aun estando de espaldas a la luz.

 

 

 

 

Fotografía tomada por la Misión Apolo 15:

Si observa el Módulo Lunar, verá la bandera de Estados Unidos con las palabras United States. Simplemente esto es imposible, ya que el Módulo está de espaldas al Sol, y se sabe a nivel científico que en la Luna la sombra  es absoluta. Nuevamente el cielo está sin estrellas y el astronauta tiene una leve sombra que permite ver los detalles de su traje.

 

 

El 27 de mayo de 1967 surgieron unos importantes problemas en el módulo de mando del Apolo 1, mientras los astronautas estaban trabajando en él, hubo una corta transmisión: "Tenemos un incendio en la cabina". En pocos segundos la temperatura se elevó a 1400 grados debido a la alta concentración de oxígeno puro. Los tres astronautas del Apolo 1 murieron. Para muchos de los que dudan de la NASA, dicen que era imposible solucionar todos los defectos tecnológicos que tenían en un lapso tan breve de 2 años.

 


Regresar a

Regresar a

Curiosidades