Regresar a

Regresar a

Curiosidades

CURIOSIDADES DEL IDIOMA

 

El alfabeto original latino no tenía la letra G. En su lugar se usaba la C, y sólo los romanos cultos sabían cuándo pronunciarla de una forma o de otra: Por ejemplo, el nombre masculino Cayo, unos lo pronunciaban Gayo (Calígula) y otros Cayo (Julio César).

Un sujeto de aquellos tiempos, llamado Carvilio, que probablemente vivía en permanente irritación de oírse llamar Garvilio, puso fin a esta situación añadiendo a la "C" una "j" pequeña para obligar a todos a pronunciarlo lo más parecido posible a la "C" actual, quedando así: Cj. De esta combinación salió nuestra G, que si se fijan, conserva restos del agregado.

La "C" misma es una letra curiosa, ya que es la "K" griega pero sin espina dorsal; así: "<"; (recuerda que el alfabeto latino deriva directamente del griego).

 

En una losa sepulcral romana aparecía una inscripción que decía: CARO DATA VERMIBUS. (Carne entregada a los gusanos ). Con el tiempo y la erosión, las letras se fueron borrando y sólo se podía leer: CA... DA... VER... Y es así como nació esa palabra, que define a un cuerpo muerto.

 

Se cree que el termino TABÚ proviene de la palabra polinesia TAPUA, que significa menstruación. El Museum of Menstruation (Museo de la Menstruación), el único del género en el mundo, tiene una variada colección de objetos, compresas, carteles y cinturones higiénicos que desvelan "el lado fascinante de nuestra cultura menstrual". www.mum.org.

 

La palabra "Kamikaze" es una palabra japonesa que, durante la Segunda Guerra Mundial, se aplicó a los pilotos suicidas que estrellaban sus aviones contra los barcos enemigos a modo de proyectiles guiados (de hecho, volaban con el combustible para la ida solamente).

"Kamikaze" significa "Viento Divino", y esa expresión evoca la ayuda de un repentino vendaval que hace siete siglos destruyó la flota que los mongoles habían echado al mar para invadir Japón.

Hoy, el término no sólo se utiliza en conversaciones sobre temas bélicos, sino que su uso se ha extendido y actualmente se llama así a toda persona que se involucra en situaciones suicidas o de las que difícilmente salga airosa.

 

Según algunos cronistas españoles, la palabra "TABACO" viene por haberse descubierto la planta en Tabasco, una de las pequeñas islas de las Antillas; según otros, por descubrirse en el pueblo de Tabasco, en México; y según otros, el nombre procede del receptáculo donde los indígenas de Brasil y la Florida fumaban una planta llamada cohiboc y petun respectivamente.

El embajador de Francisco II en Portugal, Juan Nicot, mandó en 1559 como regalo especial a Catalina de Médicis, una cantidad de tabaco en polvo, y esto explica los nombres de Yerba de la Reina y Nicotiana con que en Francia se llamaba al Tabaco. Reimann y Posselt, al descubrir la base fundamental de este vegetal en 1829, le dieron el nombre de su introductor, Nicotina.

El tabaco ha sido (y es actualmente) tenaz y cruelmente perseguido. La acusación de peligroso veneno salió de Francia (s. XVI). Fue el primer grito de persecución. Todas las Casas Reales de la época se apresuraron a decretar las medidas coercitivas más rigurosas, amenazando a los adeptos con los castigos más horribles:

- La Reina Elizabeth mandó a confiscar pipas y tabaqueras, que eran entonces de un valor intrínseco alto.

- El gran Duque de Moscovia amenazó a los fumadores con la PENA DE MUERTE.

- El Papa Urbano VIII excomulgó a los que tomaban tabaco en la iglesia.

- Amurat IV, de Persia, ordenó que SE CORTASE LA NARIZ al que absorbiese aquella asquerosa droga, lo que era pagar caro el polvo de rapé.

- Y en Londres se impuso la DECAPITACION al que fumase en pipa.

- Jacobo I de Inglaterra escribió su "Misocapnos" (Odio al humo), a lo que los Jesuitas publicaron un "Anti-Misocapnos" en defensa del tabaco.

 

El primer restaurante (en el sentido moderno) del que se tenga noticia abrió sus puertas en París en 1765, cuando un mesonero apellidado Boulanger abrió una casa de comidas y colocó un letrero en el que se leía (en latín vulgar): VENITE AD ME OMNES QUI STOMACHO LABORATIS ET EGO RESTAURABO VOS. "Venid a mi casa hombres de estómago cansado y yo os restauraré ".

La frase tuvo tanto éxito que desde entonces las casas de comidas pasaron a llamarse "restaurantes". Y casualmente, en Francia, las pastelerías se llaman "Boulangeries".

El restaurante más antiguo que todavía está en actividad es Casa Botín de Madrid, fundado en 1725.

 

El alfabeto hawaiiano tiene solamente 12 letras. 5 vocales: a, e, i, o, u y 7 consonantes: h, k, l, m, n, p, w.

 

En casi todas las culturas de la historia de la humanidad, la luna ha sido relacionada con lo femenino. Ese hecho se ha reflejado también en los distintos idiomas. Una rara excepción es el idioma alemán (der Mond en germánico, Mani, hermano del sol, Die Sonne, germánico meridional Sunn).

 

Los putti eran un motivo ornamental recurrente del Renacimiento italiano y del Barroco. Un putto es una figura o escultura de un niño en forma de Cupido o querubín.

 

Dr. Esperanto era, en su origen, el seudónimo del doctor Lazarus Ludovik Zamenhof. Un médico de Bjalistok, actual Polonia (entonces parte del imperio ruso), que creó el lenguaje ESPERANTO en 1887. Significa el que tiene esperanza.

Tras superar su centenario, el Esperanto es el primer proyecto de lengua planificada que sobrevive, e incluso florece, tras la muerte de su creador. El Esperanto es el único proyecto de lengua internacional que ha crecido hasta ser un lenguaje completo, con su propia comunidad de hablantes. Su finalidad es posibilitar la comunicación entre los individuos y los pueblos de diferentes idiomas maternos. No se diseñó para reemplazar a las lenguas étnicas, sino para servir a todos los pueblos como una segunda lengua adicional.

En sus primeras etapas, el lenguaje consistía en unas mil raíces, de las cuales se podían derivar unas diez o doce mil palabras. Desde entonces su vocabulario se ha desarrollado con rapidez, creándose palabras nuevas para conceptos nuevos. A veces surgen nuevos sinónimos, que coexisten con palabras más tradicionales (por ejemplo, en principio se decía malsanulejo, pero hoy día también se dice, y con más frecuencia, la palabra hospitalo).

Hay miles de libros en Esperanto, y más de cien publicaciones periódicas. Una verdadera literatura, como se podría esperar de cualquier lengua viva. El Esperanto ha superado con mucho su época experimental.

 

¿Dónde y cuándo encontramos los primeros vestigios del idioma español?

La respuesta no es nada simple, ya que nos tenemos que referir a los testimonios escritos, sin poder determinar cuántos años o generaciones se necesitaron para que de la oralidad se trasladara al papel la primera oración que se pueda catalogar como propiamente española.

A la primera interrogante (dónde) la respuesta tiene consenso: San Millán de la Cogolla, norte de España, región de La Rioja. Monasterio Benedictino.

El cuándo es más problemático, si se quiere fechar. En 1923 se estudiaron los primeros códices, con los cuales se afirma que el idioma tuvo su primera expresión escrita conocida a finales del siglo X o principios del XI.

Dice Martín Alonso (Evolución sintáctica del Español. Madrid: Aguilar, 1962): "Tanto en las anotaciones emilianenses (Glosas monacales de San Millán de la Cogolla, conocidas como Glosas emilianenses), como en las silenses (Glosas de Silos en Burgos), la huella del español se reduce a palabras sueltas o breves frases. Sólo una vez, en una de las glosas de San Millán hay un párrafo del que podemos decir que tiene ya morfología española y estructura sintáctica ."

Ramón Menéndez Pidal transcribe esas líneas (Orígenes del Español. Madrid: Espasa-Calpe, 1956):

"Karissimi quotiens cumque ad eclesiam uel ad sollemnitatem martirum conuenti fueritis.... adjubante domino nostro Jhesu Christo cui est honor et jmperium cum Patre et Spiritu Santo jn secula seculorum: Cono aujtorio de nuestro dueno. dueno Xristo. dueno salbatore qual dueno get. ena honore. e qual dueno tienet. ela mandatjone. cono patre cono spiritu sancto enos sieculos. de lo siecu los. facanos deus omnipotes tal serbitjio fere. ke denante ela sua face gaudioso segamus. Amen "

Así es como lucía el más antiguo de los castellanos.

 

La palabra fornicar deriva del latín fornice, que significa curvatura inferior de un arco, ya que bajo las bóvedas de los puentes y los callejones era donde se podían alquilar los servicios de las prostitutas romanas.

 

Durante la guerra de secesión, cuando regresaban las tropas a sus cuarteles sin tener ninguna baja, ponían en una gran pizarra '0 Killed' (cero muertos). De ahí proviene la expresión 'O.K.' para decir que todo está bien.

 

En los conventos, durante la lectura de las Sagradas Escrituras, al referirse a San José decían siempre 'Pater Putatibus', y por simplificar, 'P.P.'. Así nació el llamar 'Pepe' a los 'José'.

 

Cuando los conquistadores ingleses llegaron a Australia, se asombraron al ver unos extraños animales que daban saltos increíbles. Inmediatamente llamaron a un nativo (los indígenas australianos eran extremadamente pacíficos) y le intentaron preguntar mediante señas. Al notar que el indio siempre decía "Kan Ghu Ru" adoptaron el vocablo inglés "kangaroo" (canguro). Los lingüistas determinaron tiempo después el significado, el cual era muy claro, los indígenas querían decir: "No le entiendo".

 

En la antigua Inglaterra la gente no podía tener sexo sin contar con el consentimiento del Rey (a menos que se tratara de un miembro de la familia real). Cuando la gente quería tener un hijo, debía solicitar un permiso al monarca, quien les entregaba una placa que debían colgar fuera de su puerta mientras tenían relaciones. La placa decía: "Fornication Under Consent of the King " (F.U.C.K.). Ese es el origen de la tan "socorrida" palabrita.

 

El término latino ladro, del que proviene la palabra ladrón, significaba originalmente soldado, y fue aplicado a los amigos de lo ajeno debido a la frecuencia con que la tropa realizaba hurtos.

 

La palabra sífilis procede de una poesía escrita por Girolamo Fracastoro titulada "Syphilis sive Morbus Gallicus", en la que Apolo castigaba al pastor Sífilo con esta terrible enfermedad.

 

Angstrom - Medida de longitud que equivale a la diezmilmillonésima parte del metro. Tiene cinco consonantes seguidas.

 

Arte en singular es masculino (arte moderno, arte abstracto) y en plural es femenino (artes plásticas, malas artes).

 

Cinco tiene cinco letras. Ningún otro número escrito en español presenta esta coincidencia de tener tantas letras como expresa su cifra.

 

El único número cuyo nombre no tiene ni la letra "o" ni la "e" es Mil.

 

La única palabra de tres letras, tres vocales y tres sílabas es "Oía".

 

Pedigüeñería - Calidad de pedigüeño. Única palabra con los cuatro firuletes, y sin repetición, que una palabra puede tener en castellano: el punto, la tilde, la diéresis y la virgulilla.

 

Si los nombres de todos los infinitos números fueran ordenados alfabéticamente, Catorce (14) sería el primero .

 

La letra "K" (consonante velar oclusiva sorda) procede de un signo ortográfico egipcio que representaba una mano. Cuando los fenicios crearon el alfabeto le dieron una forma parecida a la actual y la llamaron kaf. Así la heredaron los griegos, con el problema de tener 3 signos para el sonido k: gamma, kappa y qoppa. Tras una unificación, el que prevaleció fue kappa, pero los etruscos tomaron el alfabeto de los griegos antes de esa unificación. Posteriormente, los romanos tomaron el alfabeto etrusco y así el latín conservó las 3 letras, que fueron la c, la k y la q.

Con el tiempo se fue restringiendo el uso de la k y no fueron pocos los que intentaron liquidarla. Por ejemplo, Mateo Alemán, autor de La vida del pícaro Guzmán de Alfarache, dijo de ella que era una letra "inútil, extranjera y difícil de escribir". Entre 1815 y 1869 se llegó incluso a eliminarla del Diccionario de la Academia. Últimamente, el uso de esta letra ha florecido, sobre todo en grupos sociales contestatarios que gustan de escribir con k todo lo que lleva ese sonido: okupa, anarkía...

 

La letra "ñ" o "Ñ", patrimonio casi exclusivo de la lengua castellana (el español), parece ser que apareció en la Edad Media, coincidiendo con el nacimiento de las lenguas derivadas del latín. En muchas inscripciones de iglesias y manuscritos de la época, la n doble (nn) de muchas palabras se sustituye por la nueva letra. Así, la palabra Hispannia dio lugar a la España que hoy conocemos.

 

La letra "O" proviene de la escritura jeroglífica egipcia, donde se dibujaba con forma de ojo. Los fenicios la tomaron de ahí, la llamaron ain, que significa ojo, y fueron los primeros en representarla de forma circular. De los fenicios pasó a los griegos, que tenían dos oes: omega (o grande) y omicron (o pequeña). De los griegos pasó a otros pueblos, como los etruscos y los romanos.

 

Regresar a

Regresar a

Curiosidades