Regresar a

Regresar a

Colección de Aforismos

APRENDIZAJE

 

Y así, después de esperar tanto, un día como cualquier otro decidí triunfar...

Aquel día descubrí que mi único rival no eran más que mis propias debilidades, y que en éstas, está la única y mejor forma de superarnos, aquel día dejé de temer a perder y empecé a temer a no ganar, descubrí que no era yo el mejor y que quizás nunca lo fui, me dejó de importar quien ganara o perdiera, ahora me importa simplemente saberme mejor que ayer.

Desde aquel día ya no duermo para descansar, ahora simplemente duermo para soñar...

 

Regresar a

Regresar a

Colección de Aforismos