Regresar a

Regresar a

Colección de Aforismos

UN PASEO CON MI PADRE

 

Una vez, un padre de familia acaudalado llevó a su hijo a un viaje por el campo con el firme propósito que su hijo viera lo pobre que era la gente en el campo.

Estuvieron por espacio de un día y una noche en una granja de una familia campesina muy humilde. Al concluir el viaje, ya de regreso a casa, el padre le pregunta al hijo:


Al terminar el relato, el padre se quedó mudo... y su hijo agregó:


- ¡Gracias por enseñarme lo ricos que podemos llegar a ser!

 

Regresar a

Regresar a

Colección de Aforismos