Regresar a

Regresar a

Colección de Poemas

ENGALANADORA DE SUEÑOS

 

Daría mi universo por tenerte enredada en mis brazos

y estrecharte contra mi pecho.

Así sentir tu perfume tenue

al rozar mis labios por tu cuello.

Dulce mujer, radiante y fugaz,

que engalana mis sueños y perturba mi mente.

Sin tocarte, ya te siento, te disfruto, te deseo.

 

Cómo quisiera saciar con tu saliva humedecedora

esta sed terrible y angustiante

que me destruye y me desmorona.

Te comería toda, con loca pasión de amante desesperado.

Cada vez que cruzas ante mis ojos,

mi corazón se acelera y palpita

con más ahinco y furia, estremecido.

Aunque quizás nunca lo llegues a presentir,

En silencio te amo, porque ya estás dentro de mí,

y no quiero ni puedo desprenderte de mi alma.

 

Me imagino tantas cosas sin sentido,

cómo cambiaría mi vida a tu lado,

cómo te haría olvidar todo lo que ha pasado y que es terrible,

irreversible, irremediable.

Perdóname, porque ya no puedo seguir así,

soportando el quejido constante de tu silencio.

 

Regresar a

Regresar a

Colección de Poemas