Regresar a

Regresar a

Colección de Poemas

FALSA ILUSION

 

¿Por qué será que cada vez que escucho tu voz

 mi cuerpo empieza a temblar sin control?

 

¿Será acaso que eres la persona

 que mis más bellos sueños señalaron

 como aquella que me brindaría

 la más profunda felicidad?

 

 Debo decirte algo importante:

 Siento por ti algo extraño,

 pero a la vez es algo necesario,

 maravilloso, único.

 

 Te confieso que no experimentaba

 esta sensación arrolladora

 desde los días de mi infancia,

 al experimentar el amor por primera vez,

 el amor cándido e inocente.

 

 Me fascina tu mirada, tus ojos claros,

 tu sonrisa desbordante e inagotable,

 tu pelo inmenso y cautivador,

 de león bravío y enjaulado en los sentimientos.

 

 Eres para mí alguien especial, muy especial;

 te quiero muchísimo,

 ojalá lo puedas comprender como yo lo deseo.

 

 Muchas veces me he contenido,

 porque lo que más deseo en este mundo

 es poder comerte toda a besos,

 desnudarte suavemente

 y perderme en la dulzura de tu alma,

 entregándome a ti completamente,

 con toda la intensidad y sinceridad

 que soy capaz de dar a alguien que amo.

 

 Ojalá entiendas mis palabras,

 en ningún momento me aprovecharía

 de la inocencia e ingenuidad que reflejas,

 soy incapaz de traicionarme de esa manera absurda.

 

 Lo único que pido es ser feliz contigo

 aunque sea un ínfimo instante,

 porque ese momento se volverá eterno,

 guardado y conservado celosamente

 en mis mejores pensamientos.

 

 De todas maneras, estoy conciente

 que sólo me estoy alimentando

 de una falsa ilusión,

 falsa, pero viva y hermosa...

 

Regresar a

Regresar a

Colección de Poemas