Regresar a

Regresar a

Colección de Poemas

NADIE

 

Yo lo único que necesito es que me den algo de amor,

que alguien pueda comprender mis sentimientos,

que entienda que soy un hombre que siente,

que sufre mucho, esperando por ese alguien

que me quiera corresponder tal como lo deseo tímidamente,

como lo necesito, como mi angustia me lo grita.

 

Y mientras tanto, me torturo pensando

en esa mujer que existe en algún lugar, en algún instante del tiempo,

buscando ofrecer mucha dulzura, mucho cariño, mucha ternura,

dispuesta a envolverme en su universo,

lleno de fantasía y aventura,

donde compartir sea lo más maravilloso,

donde la compenetración sea lo más importante,

donde la identificación sea sincera y profunda,

donde los pequeños detalles sean la razón de vivir.

 

Algunas veces pienso que sólo estoy soñando,

que por alguna razón no merezco tanta felicidad,

que estoy condenado a seguir soportando

esta infinita soledad cancerígena.

Ese es mi castigo, mi sufrimiento.

 

¿Pero por qué? ¿Qué he hecho tan espantoso?

Simplemente vivir en un mundo

al que siento que no pertenezco,

donde otros valores son imprescindibles,

valores que rechazo rotundamente.

Ser una oveja negra,

pero orgullosamente limpia.

 

Porque me parece que NADIE hasta ahora

ha logrado descubrir lo que llevo adentro.

Tal vez sea que nadie se lo ha propuesto.

¿Quizás sea debido a que a Nadie le intereso?

Desearía estar equivocado,

pero ya no lo creo.

 

Regresar a

Regresar a

Colección de Poemas