Regresar a

Regresar a

Colección de Chistes

Chistes de Sexo

 

¿En qué se parece el sexo y el aire?

Se convierten en algo vital cuando no los tienes.

 

¿En qué se parecen los afrodisíacos y el café?

Te tienen levantado toda la noche.

 

¿Cómo sabe un negro que su hermana tiene la regla?

Por el sabor a sangre en la paloma de su hermano.

 

¿Qué es un 68?

Es que tú me la mamas y yo te debo una.

 

¿Cuál es la cosa más ligera del mundo?

La polla. Se puede levantar hasta con un pensamiento.

 

¿En qué se parecen unos "Huevos a la Benedictine" y una mamada de huevo?

En que ninguna de estas cosas te las saben hacer en casa.

 

¿Cómo se sientan 4 homosexuales en un banquito?

Se pone el banquito al revés...

 

¿Por qué el agua hirviendo es buena para el sexo?

Porque pone al huevo duro y abre las almejas.

 

¿Cuál es la diferencia entre una copa de gelatina y una frígida?

La gelatina se mueve cuando te la comes.

 

¿En qué se parece la Mafia a un 69?

Si no tienes cuidado con tu lengua vas a tragar mierda.

El sexo visto por diferentes profesionales:

 

Dos mujeres en la peluquería:

- Gertrudis, estoy desesperada. En el terreno sexual, paso más hambre que un maestro de escuela. Claro, mi marido es del Opus Dei, y un día por el Opus y otro per el Dei... nada de nada.

- Ah, pues yo en ese terreno estoy muy bien servida. Mi marido es luterano, y un día por el uter y el otro por el ano...

 

 

Una amiga le dice a la otra:

- Cuéntame cómo te fue en la noche de bodas.

- Pues mal.

- ¿Por qué?

- Es que cuando le dije a Juan que era virgen, el estúpido se arrodilló y se puso a rezar.

 

Un tipo llega a la Iglesia a confesarse, se arrodilla en el confesionario y dice:

- Estoy arrepentido, Padre, porque me hago la paja diez veces al día, ¿usted cree que eso sea malo?

Y de adentro del confesionario le responden:

- ¡¡Coño pana, por mí te puedes arrancar el güevo, porque yo soy el pintor que estoy arreglando una vaina aquí!!

 

 

Le pregunta Jesús: - "¿Judas, me amas?"

- Sí, maestro.

Jesús le vuelve a preguntar: - "¿De verdad Judas que me amas?"

- Sí, maestro.

Jesús lo intenta con vehemencia y le pregunta de nuevo:

- ¿Judas, desde lo más íntimo de tu corazón, me amas?

- Mire maestro, yo soy el traidor, el marico es Simón.

 

 

El marido sale del baño desnudo y empieza a subir a la cama, cuando su mujer se queja diciendo como siempre:

- "Tengo dolor de cabeza".

- "Perfecto, casualmente estaba en el baño espolvoreándome el pene con aspirina. La puedes tomar oral o como supositorio... ¡cómo tú quieras!"

 

Dos ancianos en un asilo:

El: ¿Qué te parece si esta noche nos damos un revolcón?

Ella: Me parece bien, pero mejor quedemos a las siete, que a las ocho tenemos que estar en el comedor para la cena.

Y llegan las siete. Ya en plena maniobra:

El: María, si hubiera sabido que eras virgen habríamos quedado más temprano.

Ella: Si hubiese sabido que todavía se te paraba me habría quitado las medias.

 

 

Un muchacho joven se sienta en la barra de un bar. El mesonero le pregunta:

- ¿Qué desea?

A lo que le responde el muchacho: - Quiero 6 tequilas.

 


Un hombre de negocios hace transbordo en otro avión y tiene la suerte de sentarse al lado de una mujer extremadamente atractiva. Se saludan y él se da cuenta de que ella está leyendo un libro sobre estadísticas
sexuales.
Le pregunta sobre ello, a lo que ella le responde:

- Es un libro muy interesante sobre estadísticas sexuales. Dice que los nativos americanos tienen el pene más largo, y que los polacos tienen el diámetro más grande. Por cierto, me llamo Diana, ¿cómo se llama?

El hombre le responde: "Nube Blanca Waleski, encantado de conocerla."

 


Dos hombres gay deciden tener un bebé. Así que mezclan su esperma e inseminan artificialmente a una mujer. El día que nace el bebé, el hospital estaba colapsado, dos docenas de bebés habían nacido ese día,
todos estaban en la guardería gritando y llorando, a excepción de uno de ellos que tenía una sonrisa de oreja a oreja. La pareja gay detiene a una enfermera que iba pasando y preguntan por su bebé, la enfermera les
señala al bebé sonriente.

- ¿No es bello? - dice Carlos- Todos estos bebés llorando y el nuestro está notablemente contento.

- El está contento ahora - dice la enfermera- pero esperen a que le saquen el chupón del culito.

En una cantina había un concurso de quién tiene la mujer más estúpida, va el primero y dice:

- Mi mujer es tan imbécil, que se compró un auto y no sabe manejar.

- Eso no es nada -dice otro- mi mujer es tan estúpida que los envases de yogurt los abre en el supermercado porque en la parte superior dice "abra aquí".

Por último llega el tercero y dice:
- Para mí eso no es nada, la otra vez mi mujer viajó a Brasil y llevaba una caja de condones... ¡y no tiene pene!

 


Una mujer le dice a su amante novio:

- Mi amor, por favor, ¿me puedes poner tu huevito en mi boquita?..."

El novio le dice:

- Pero mi cielo, ¿cómo me puedes pedir eso?, si de tu boca salen las palabras que me dan alegría y luz todos los días; además, con tu boca me das los besos más tiernos y dulces del mundo; lamentablemente no puedo hacer lo que me pides...

La mujer entonces responde:

- Ok está bien; mi amor, por favor, ¿me puedes poner tu huevito en mis teticas?...
El novio asombrado le dice:

- Pero mi cielo, ¿cómo me puedes pedir eso?; si de tus senos saldrá el néctar que alimentará a nuestros futuros hijos; además tus senos son una bendición de Dios y de la naturaleza; lamentablemente no puedo hacer lo que me pides...

La mujer responde:

- Ok, está bien; mi amor, por favor, ¿me puedes poner tu huevito en mi cuquita?...
El novio de nuevo le contesta:

- Pero mi cielo, ¿cómo me puedes pedir eso?; si para mí, tu virginidad es lo más sagrado en este mundo y jamás podrá ser profanada hasta el día de nuestro matrimonio; nunca en el mundo me pasaría por la cabeza faltarte el respeto y ofenderte de esa manera; lamentablemente no puedo hacer lo que me pides...

La mujer ya desesperada entonces le dice:

- VERGA, ESTÁ BIEN, si quieres no me pongas el huevo en ninguna parte, pero ¡¡¡¡¡SÁCAMELO DEL CULO QUE ME ESTÁS MATANDO!!!!!..."

Una noche, se acuesta una pareja para dormir, y el marido empieza a tocar a su mujer. La mujer se vuelve y le dice: "Lo siento, cariño, mañana a primera hora tengo cita con el ginecólogo y quiero estar fresca".

El marido continua haciéndole caricias, pero esta vez le susurra al oído:
- ¿También tienes cita con el dentista mañana?

 


Juan trabajaba en una fabrica de pepinos. Llevaba trabajando allí bastantes años, hasta que un día llegó a casa y le confesó a su mujer que tenía una terrible compulsión. Tenía unas ganas terribles de meter su pene
dentro de la cortadora de pepinos. Su mujer le recomendó ir a un terapeuta sexual para superarlo, pero él decidió superarlo por sí mismo.
Después de semanas, Juan llegó un día a casa totalmente destrozado. Su mujer advirtió que algo iba mal y le preguntó qué había pasado.

- ¿Te acuerdas que te conté que tenía unas ganas terribles de meter mi pene dentro de la cortadora de pepinos?

- Sí, Juan, ¿no lo habrás hecho?

 

 

Este es un militar que siempre que venía de permiso se encontraba a su novia con un hombre en la cama. Y un día le dijo:

- María, a ver si dejas de ponerme los cuernos, que siempre que vengo de permiso me estás montando los cachos.

Y ella le dice:

- Sí Pepe, está bien.

Pasa un mes y el militar vuelve a su casa y se encuentra a la novia con un enano en la cama y le dice el milico:

- Pero María, no me habías dicho que ibas a dejarme de ponerme los cuernos.

Y ella le dice:

- Sí Pepe, sí, pero poco a poco.

 

 

El padre, enfurecido, le da un regaño descomunal a su hijo adolescente por llegar a casa ya entrada la madrugada.

- Es que verás, papá, he tenido mi primera experiencia sexual.

- ¡Ah, hombre! Esto lo cambia todo. Venga, siéntate y cuéntale a tu padre con confianza cómo ha sido.

- ¡No! ¡El culo lo tengo deshecho como para sentarme ahora!

 

 

Dos putas van en un ascensor y una de ellas dice:

- Oye, ¿no hueles a polla?

- Perdona, es que he eructado.

 

 

- Padre, anoche me acosté con 7 mujeres... ¿es pecado?

- Eso no es pecado, es mentira.

 

 

Son dos amigas:

- Pues me han regalado un mono, pero cada vez que me agacho, ¡¡ZAS!!, me da por el culo.

- ¿Lo habrás llevado al veterinario para que lo cape, no?

- No, para que le corte las uñas, que mira, mira cómo me deja la espalda.

 

- Oye, ¿te apuntas a una orgía que voy a organizar esta noche?, una de esas de locura y desenfreno...

- ¿Y cuántos van a ser?

- Si llevas a tu mujer, tres...

 

 

Un masoquista le pide a un sádico:

- Por favor, hazme daño.

Y el sádico contesta:

- ¡Nooo!

 

 

Un día después de casarse, David vuelve a su casa.

¿Qué ha ocurrido hijo?, preguntó su padre.

Descubrí que Bridget era virgen, papá, así que la dejé.

Muy bien, contestó el padre, lo que no quieran los demás no tienes por qué quererlo tú.

 

 

Una muchacha va a confesarse.

- Pues verá, me acuso de que... bueno... es que mi novio es un hijo de puta y el otro día...

El cura la interrumpe y dice :

- ¡Pero chica! ¡Cómo llamas hijo de puta a tu novio! ¿Qué les ha pasado?

- Pues es que el otro día me agarró la mano.

El cura le agarra la mano y le dice:

- Pero mira, yo también te agarro la mano y no soy ningún hijo de puta.

- Sí, bueno... pero es que mi novio después me tocó las tetas.

El cura le toca las tetas y le dice:

- Mira, yo te estoy tocando las tetas, pero no soy un hijo de puta.

- Sí, pero es que mi novio además me hizo el amor.

El cura se la tira y luego le dice:

- Pues mira, yo también te he hecho el amor y no soy ningún hijo de puta.

- Sí, pero es que mi novio tiene SIDA.

- ¡¡¡ Qué hijo de puta !!!

 

 

Un hombre va conduciendo cuando ve a un amigo suyo llorando en la cuneta de la carretera. Se para y le pregunta:

- José, hombre, ¿qué te pasa?

El otro le contesta sollozando y señalando a una zanja:

- Mira...

- Coño, hombre, qué cagada lo del carro, pero hombre, no pasa nada, te compras otro y ya está.

- No, mira dentro del carro...

- Verga, lo siento, pero bueno, tampoco se acaba el mundo, te buscas otra rubia y ya está, no pasa nada.

- No, mira dentro de su boca...

 

 

Alguien que viaja a Cuba en busca de cubanas, y en mitad de un baile con una va y le rompe la falda.

El: Perdona, lo siento, ha sido sin querer.

Ella: No importa, mamá me la arregla.

El: Sí hombre, entonces chúpame tú primero la paloma.

 

 

Era una vez un viejito que consiguió el mejor trabajo de su vida, era en una playa nudista, ganando $4.000 al mes, trabajando sólo cuatro horas al día y sólo consistía en pasearse por la playa y reportar cualquier anormalidad que viera. Un día el viejito está de lo más contento haciendo su recorrido y de pronto ve a una catirita que está buenísima y, cosa rara, se le para la paloma. Cuando la catira lo ve, le dice:

- Ajá viejito, conque se te paró la paloma. Aquí en este sitio eso quiere decir que quieres hacer el amor.

Y ¡pum!, la catira se lo tira.

El viejito se fue de lo más contento, porque había estado con la catira. Sigue caminando y pasa al lado de unos tipos bien grandotes y fuertes y sin darse cuenta se le salió un peo, uno de los tipos se da cuenta y le dice:

- Ajá viejito, conque te tiraste un peo, aquí en este sitio eso quiere decir que quieres que te hagan el amor.

Y en eso el tipo agarra al pobre viejito y se lo tira.

El viejito termina llorando y se va a ponerle la renuncia al gerente del lugar.

El gerente de la playa le dice: - Pero bueno viejito del coño, tú estás loco, ¿Cómo vas a renunciar a este tremendo trabajo?

Y el viejito le contesta llorando:

- SÍ RENUNCIO, PORQUE A MÍ SE ME PARA LA PALOMA UNA VEZ AL AÑO, EN CAMBIO ME TIRO PEOS TODOS LOS DÍAS...

 

 

Llega una monja y le dice a la Madre Superiora:

- ¿Sabe una cosa? ya son muchas las noches que el cura se mete a mi cuarto diciéndome que trae en medio de las piernas una llave que abre las puertas del cielo que yo tengo en medio de las mías. Pero aunque van muchas veces que me saca y me mete la llave en la cerradura no logra abrirlas.

- Maldito degenerado, a mí me dijo que lo que traía en medio de sus piernas era la trompeta de San Gabriel y me ha tenido soplándosela por más de 20 años!

 

 

Esta es una mujer que está muy buena y que va a la consulta de su médico:

- Doctor... desearía un tratamiento para que mi marido se ponga como un toro.

- ¡Eso está hecho señora! Desnúdese y venga hacia aquí que empezaremos por los cuernos...

 

 

Un antropólogo está realizando unos estudios en una tribu africana, y es requerido por el jefe de la tribu, que le dice muy enfadado:

- Venir aquí antropólogo. Haber nacido niño blanco en la tribu.

El antropólogo intenta quitarse el muerto de encima y le responde, señalando a un rebaño de ovejas:

- Mire jefe, en genética todo es posible. Mire ese rebaño de ovejas blancas, verá usted que entre ellas ha nacido una oveja negra...

El jefe 'apenado' le dice:

- Nosotros llegar a un acuerdo antropólogo: Yo no decir nada de niño blanco. Tú no decir nada de oveja negra.

 

 

Un muchacho va a pedir entrada en la casa de su novia:

- Buenas tardes, vengo a pedir el coño de su hija.

- ¿Cómo que el coño? ¡Desgraciado! Será la mano...

- ¡No, por favor! Con la mano no, que ya estoy harto.

 

 

En un aeropuerto de una de las ciudades de la antigua Cortina de Hierro, un espía huía de la policía secreta rusa, la KGB. Estaba a punto de ser capturado, cuando, súbitamente, tropezó con una monja a la que le pidió que lo escondiera bajo su hábito.
Los agentes de la KGB preguntaron a la religiosa si había visto al espía y le dieron su descripción. Ella les informa que no lo había visto.
Cuando ya el peligro había pasado, el espía salió de debajo del vestido de la monja y se inició el siguiente diálogo:
- Gracias, hermana, por haberme salvado de ser capturado por la KGB.
- Ha sido con mucho gusto, hijo.
- Tengo que decirle, hermana, que usted tiene unas hermosas piernas.
- ¿Se dio usted cuenta del besito que le di en las pantorrillas?
- Claro, hijo.
- ¿Sintió usted los besitos que le estampé en las piernas, antes de las rodillas?
- Sí, hijo.
- ¿Notó cuando fui subiendo y le cubrí las piernas de besos, arriba de las rodillas?
- Sí, hijo.
- ¿Qué hubiera sucedido si sigo subiendo, y subiendo y llenándola de besos?
- ¡Pues que me hubieras besado las bolas, huevón! ¡Yo también soy un espía!

 

Un tipo llega a las Vegas y le va excelente en un casino, gana fácilmente unos 200.000 dólares, por
lo tanto, el casino le regala una suite por una noche, con la esperanza de que se quede y pierda todo
lo que ganó.
El tipo llega a la Suite y ve por la ventana panorámica, una fabulosa vista de la ciudad. Entonces, necesitando de alguien con quien compartir su suerte, llama al botones y le pide le mande a la mejor chica de la vida alegre que pueda conseguir. En un ratito, llaman a la puerta y aparece la mujer más bella y perfecta que se puedan imaginar. El tipo la mira, anonadado, va y sirve dos tragos. Luego, le pregunta:
- ¿Cuanto por un trabajo manual?.
La muchacha no lo piensa dos veces y le contesta: - 500 dólares.
- ¿Queeeee?, responde el primero, - Es carísimo.
La muchacha lo lleva a la ventana y le dice:
- ¿Ves ese mall ahí abajo? Tengo tres tiendas de ropa exclusivas. Las puse con el dinero que gano haciéndolo con la mano. Debo ser
muy buena en ello, ¿no crees?
El tipo lo piensa, y como no tiene ningún problema de dinero, se lo da. Media hora después, todo tembloroso y jadeante, se levanta y sirve otros dos tragos.
- Ese ha sido el mejor trabajo manual que me han dado en mi vida... ¿cuánto por sexo oral?
La muchacha responde: - 5.000 dólares.
El otro exclama de nuevo, asombrado por el alto precio. La muchacha lo lleva de nuevo a la ventana y le señala un edificio a lo lejos:
- ¿Ves ese casino y hotel? Es mío, lo compré con el dinero que gané haciendo sexo oral. Debo ser muy buena haciendo eso... ¿no crees?
El tipo accede. Una hora después, está tirado, con la cabeza hacia atrás, los ojos en blanco, temblando, sudoroso, babeando y jadeante...
- Ese es el mejor sexo oral que he tenido en mi vida... ¿Cuánto quieres por sexo completo?
Y la muchacha le contesta:
- Querido, si tuviera una vagina, sería la dueña de la ciudad...

 

Armando y Nancy daban un paseo romántico por el campo. Los deseos amorosos de Armando aumentaban conforme se internaban entre los árboles.
Justo cuando su lujuria llegaba al máximo y comenzaba a arrimarse a ella, lo interrumpe:

- Espero no te molestes, pero tengo ganas de echarme una meadita.

Un poco sorprendido por la vulgaridad, le dice:

- Esta bien, ¿por qué no te vas detrás de estos arbustos?.

Ella asiente y desaparece detrás de la maleza. Mientras Armando espera, puede escuchar el sonido de las pantaletas de nylon deslizándose por las suculentas piernas de Nancy y se imagina todo aquello que está quedando expuesto. Incapaz de contener un segundo más sus instintos animales, Armando introduce el brazo a través de los arbustos y toca la pierna de Nancy. Suavemente sube la mano más y más, hasta que, horrorizado, agarra algo largo y grueso que cuelga entre las piernas de Nancy.
- ¡Nancy, por Dios! ¿Cambiaste de sexo?", grita angustiado.

- No, contesta ella, cambié de opinión... Estoy cagando.


Regresar a

Regresar a

Colección de Chistes